jueves, 1 de abril de 2010

"HACED ESTO, EN MEMORIA MIA"


"Como si presente me hallase..."
(Ejercicios Espirituales Nº 114)

Jesús:
Hoy celebramos la noche en que,
amándonos hasta el extremo,
te quedaste con nosotros
en el pan y el vino de la Eucaristía.

Quiero verte en el Cenáculo,
sentado a la mesa con nosotros,
compartiendo la Cena de Pascua.

¿Qué sentimiesntos hay en tu corazón?
Es la noche de tu despedida,
estabas emocionado,
pero también triste,
sabías que había llegado
"la Hora de pasar de este mundo al Padre".
Tú sabes lo que es una despedida,
te cuesta dejar a tus amigos,
quieres quedarte con nosotros
y por eso te quedaste en la Eucaristía.

Seguro pensaste en nosotros, Jesús,
pensaste en los millones de niños
que se acercaban con ilusión en la Primera Comunión,
en los muchísimos enfermos que te esperarían en sus camas
para darte un abrazo y sobrellevar su enfermedad,
o esperar la muerte;
en los muchos amigos
que a lo largo de los siglos
comerían tu Cuerpo y beberían tu Sangre.
Seguro pensaste con emoción
en todos los que con cariño
se acercarían en cada Misa
para encontrate.

Pero también
¡y qué difícil es!
pensaste en los que se acercarían a ti
sin estar preparados,
por costumbre o rutina,
o por quedar bien;
en los que te irían olvidando,
en los que no te daban importancia.

Hoy, Día de la Eucaristía,
quiero recordar tus palabras
"Hagan esto en memoria mía".
¡Que cada Misa en que participemos
lo hagamos parta acordarnos de ti,
para acordarnos de que nos amaste hasta el extremo,
para acordarnos que te quieres quedar con nosotros;
para acordarnos de que eres nuestro amigo
y que te necesitamos para poder caminar
a lo largo de nuestra vida.

No hay comentarios: