jueves, 20 de noviembre de 2008

RECUERDOS DE NOVIEMBRE: SIEMPRE LA H... SIEMPRE LA U...


El otro conjunto de recuerdos de Noviembre lo constituye mi colegio. Mis estudios de Primaria y Secundaria los realice en el Colegio “Hipólito Unanue” ubicado en la Unidad Vecinal de Mirones, desde el Lunes 12 de Abril de 1976 (1º grado de primaria) hasta el Lunes 22 de Diciembre de 1986 (clausura de 5º de secundaria). Recuerdo que, cuando entré al colegio, se llamaba “Gran Unidad Escolar Hipólito Unanue”, al terminar la Primaria en 1981 se llamaba “Centro Base Hipólito Unanue”, al final de la secundaria se llamó “Colegio Nacional Hipólito Unanue” y (no recuerdo si después de algún cambio mas) hoy se llama “Institución Educativa Mixta Hipólito Unanue”. En mis tiempos era Colegio de Varones, ahora es mixto. No sólo los nombres cambian.
Y los recuerdos de mi colegio afloran en estos días porque en el mes de Noviembre celebrábamos el Aniversario del Colegio, precedido de concursos, campeonatos, y demás actividades que los Colegios suelen organizar con este motivo. De todas las actividades que se hacían la que más recuerdo era el “Concurso de Oratoria”. Aquel era EL CONCURSO del colegio: los alumnos de 3º a 5º de secundaria hacíamos gala de nuestras cualidades como oradores preparando discursos que arrancaban efusivos aplausos de nuestros compañeros, y demostrábamos nuestra capacidad de liderazgo, ya que ese concurso era semillero de líderes. Y el ganador del Concurso era quien, a nombre de la promoción, daba el discurso de Orden en el “Día del Colegio”. De mi salón llegamos a participar cinco en 1986 (yo era uno de ellos), y los cinco llegamos a la final, coronándose como campeón Martín Jurado. Yo no quedaba entre los tres primeros lugares, y creo que se debía a que gritaba mucho y a que tengo el defecto de hablar rápido, algo que se hacía más notorio en esas ocasiones (ahora me pregunto si de todos los discursos que di en el Colegio, que fueron muchos, algo habrá quedado, o lo que es peor, si alguien me habrá prestado atención).
La celebración del “Día del Colegio” era impresionante: ofrendas florales ante el busto de Hipólito Unanue, presencia de exalumnos (infaltable la Promoción 1966 a la que pertenece el futbolista Percy Rojas), colegios invitados, globos aerostáticos, la presentación de la banda de mi colegio dirigida por el Profesor Hernández Peña (realmente impresionante) y los números musicales a cargo de los profesores Lorenzo Humberto Sotomayor (cantando sus composiciones "Corazón" y "Las mujeres de mi tierra") y Alejandro Hernández Bedoya (quien en 1983, con un piano destartalado se lució como nunca tocando el “Cóndor Pasa”). Creo que de todos los aniversarios en los que he estado, tanto de alumno como de exalumno, el mejor de todos fue el que organizamos cuando yo estaba en 5º de secundaria el 20 de Noviembre de 1986. No es por alabar a mi promoción, pero no he visto, ni siquiera en las “Bodas de Oro” en 1998, la algarabía y el entusiasmo de aquella vez; y debe haberles impresionado a muchos porque cuando estuve el pasado Martes 18 en el aniversario de mi colegio, estaban publicadas varias fotos del año 1986.
Cuando estuve en secundaria nuestro Director era don Nicanor Castañeda Guerrero. Para los que fuimos alumnos del “HU” en la década de los años 80, era un “Señor Director”: le teníamos mucho respeto, estaba al pie de todas las actividades del colegio, asistiendo incluso los sábados y domingos para cualquier cosa que fuera necesaria, siendo Director no era raro verlo jugando basket con los alumnos. Él era “Unanuino de verdad”, nos enseñó a querer a nuestro colegio, tenía una “mística” muy especial, y para muestra basta un botón: la arenga de nuestro colegio “Siempre la H, siempre la U, nadie le gana al HU” (cuya autoria, a finales de los años 50, pertenece al auxiliar del colegio Hernán Sánchez Santa Gadea) sonaba, en la voz de don Nicanor, con la mística, la fuerza, la energía y la emoción que sólo él le ponía y, (que me perdonen los exalumnos antiguos) como nunca lo he escuchado gritar a nadie.
Volver al colegio cada año en estas fechas es recordar el paso por las aulas, el reencuentro con los compañeros de promoción (y de otras promociones que he conocido) y con los maestros de mi niñez y adolescencia. A pesar de que la educación estatal ya estaba en crisis desde que estaba en primaria, creo que mis maestros del “Hipólito” me formaron bien, no solo a nivel académico, sino también a nivel personal y humano. Tuvimos unos Señores Maestros que se tomaron en serio lo que enseñaban y se preocuparon porque aprendamos, cada quien con su carácter y su forma de ser. Yo fui amigo de varios de mis maestros quienes en algunos casos compartieron conmigo sus inquietudes. Permítanme recordar a Serafín Sáenz, mi profesor de Primaria; a Rosa María Alva (Matemáticas en 3º y 4º, con quien pintamos el “Patio Perú”), Teresa Morán (Geografía en 2º e Historia en 5º), Luisa Tito (Religión en 1º y 5º), Luis Amado y José Cavero (Educación física en 1º y 5º)[1], Pina Canales (Historia y Geografía en 2º, 3º y 4º, fue Madrina de la Promoción); Gladys Benites (Matemáticas en 1º y Madrina de la Promoción); Gladys Carbajal (Lenguaje en 1º), Fidel Peltroche y Manuel Vélez (Lenguaje y Literatura en 2º, 3º y 4º, promotores del Concurso de Oratoria); Lorenzo Humberto Sotomayor (Arte en 1º y 2º); Sigfredo Quintana (Biología en 4º, una memoria impresionante); Clara Silva, Pilar Barera y Mario Beuzeville (inglés); Luis Hidalgo (Historia); Eugenia Velázquez (Geografía en 1º y 5º);… Puedo añadir más nombres, pero una vez más la brevedad me obliga a parar, sin embargo a todos ellos los recuerdo con cariño y gratitud.
Los tiempos han cambiado, de hecho el “Hipólito” ya no es igual que antes: ahora es mixto, ya no hay el Concurso de Oratoria, el “Patio Perú” ya no tiene los murales que hicimos, los alumnos no dan discursos en la actuación central, y quizás no tienen la mística que tuvimos nosotros. Lo único que permanece igual es la cancha de fútbol y el espacio destinado a construir un día el Coliseo del Colegio. Ojala se pueda hacer algo, se que hay voluntad, pero lo que falta es dinero y mas gente que haga algo por conseguirlo.
Por mi parte, sueño con restaurar el “Concurso de Oratoria”, ojala que mis compañeros de promoción se animen a colaborar en este proyecto, ya que mi salón destacó mucho en esto. Estoy convencido que un evento de este tipo ayudará a que despierten los líderes escolares (que deben estar dormidos en las aulas esperando que alguien les de la oportunidad de mostrar sus cualidades) y a resucitar la mística de nuestro tiempo. Y también sueño, desde hace 22 años, con presidir la final de este concurso, como lo hicieron mis maestros de antaño.

¡SIEMPRE LA "H"!
¡SIEMPRE LA "U"!
¡NADIE LE GANA AL "HU"!

[1] Para los estudios fui bastante bueno, pero para el deporte fui malo: Cuando estuve en el colegio el profesor Luis Amado nunca pudo lograr que pateara bien una pelota de futbol, y el profesor José Cavero nunca pudo hacer que haga una barra. Sin embargo sé que el profesor Amado se habrá alegrado cuando, desde el cielo, me habrá visto jugando futbol 25 años después de haber sido su alumno; y al profesor Cavero, si lee lo que estoy escribiendo, quiero decirle que 19 años después de haber sido su alumno, durante mis Ejercicios Espirituales, pude hacer las barras que usted quería que haga en clase. Lo que ustedes me enseñaron dio frutos después de mucho tiempo, no fracasaron conmigo. ¡Gracias profes!

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Excelente tu articulo Manuel.

José dijo...

Saludos Manuel. No quería dejar pasar la oportunidad de hacer un comentario a la pasión que muestras por tu colegio. El mío (Santísima Trinidad)está cerca. Te cuento que mi padre estudió en el Colegio Hipólito Unánue cuando éste era particular y quedaba en donde se ubica ahora el local principal del partido aprista, en Alfonso Ugarte. Fue uno de los últimos alumnos que estudiaron ahí y ahora que tiene 81 años recuerda, igual que tu, con mucho cariño esas épocas. Por siaca, ya se que no tienes 81 años. jajaja

Prof. Sigfredo Quintana P. dijo...

Manuelito.
Al leer este hermoso articulo, nos has hecho emocionar y porque no decirlo hasta lagrimear, al recordar lo bueno que fue nuestro colegio, con tan grandes profesores, buenos alumnos, buenos auxiliares, y nuestro gran director que fue don Nicanor Castañeda, y todo el personal que por entonces trabajaba, como una gran familia. Pase gran parte de mi vida como docente, de 1974 hasta el año 2000 que me vi obligado a cesar, llegando a conocer a todos los profesores que mencionas y a otros que fueron llegando, también buenos.
Como olvidar los concursos, los desfiles, los aniversarios, y toda actividad que se realizaba, y sobre todo como olvidar a esa juventud que era parte de nuestro ser, con ese dinamismo, juguetones, bromistas, y también responsables, que espero hallan alcanzados sus objetivos propuestos y sean buenos profesionales, buenos esposos y buenos padres.
El tiempo ha hecho que no se les vuelva a ver pero siempre se les recuerda, y por intermedio tuyo un abrazo y muchos saludos a las diferentes promociones del SIEMPRE LA H Y SIEMPRE LA U.
Prof. Sigfredo quintana P.

Manuel dijo...

Gracias Profesor Quintana por sus palabras. Guardo buenos recuerdos del año 1985 en que fui su alumno.
Si tiene la paciencia de leer lo que escribo en este blog, se enterará de cual ha sido mi trayectoria en estos años.
Saludos.

H. Manuel Ignacio, ONSS

victor valencia dijo...

Que gusto leer tu artículo, es inevitable sentir esta emoción y realizar un viaje a través del tiempo, cierro los ojos y recuerdo a muchos de los profesores que has mencionado, sin olvidar al zapatón Palomino, al auxiliar Gutarra, a nuestro recordado sr. Tirado y otros, cada rincón del antiguo del colegio tiene algo de nosotros, siempre la h......

Rocio Castaneda dijo...

EStimado Manuel , me encanto tu articulo del Hipolito Unanue y mas en realidad la mension a papi ; Nicanor Castañeda Guerrero. Recuerdo que en mucha oportunidades acompañe a mi papi al colegio los fines de semana , el jugando basquet y yo curiosiando en la direccion ahi habia un libro como de cuero donde la gente escribia ahi yo vi por primera vez ese slogan que mi papi lo gritaba con tanta energia para motivar a los alumnos en la formacion en un partido, Siempre la H siempre la U nadie le gana al HU , muy lindos recuerdos del colegio HU con sus lindo murales que hoy ya no estan , Gracias por la palabra dirigidas a mi PAPA
:)

Carlos Vidal Felix Ramirez dijo...

Hola, yo también soy de la promoción 86 del 5toH y también recuerdo con mucho cariño aquellos años del colegio y en especial a nuestro querido director Nicanor Castañeda G. o ''Don Nica'' como lo llamábamos los de mi salón porque era nuestro chochera y eramos sus favoritos porque en nuestra aula estaba la mayoría de los integrantes de la selección de basquet del colegio ,deporte del cual el era fanático y era nuestro hincha nro1 . Inolvidables esos sábados para realizar diversas actividades pero sobre todo para entrenar y mantener en forma al equipo ,el era un chiquillo mas de la mancha ,y al final su famosa arenga ,siempre la H siempre la U...que la gritabamos a todo pulmón. Este viernes25 se va realizar un aniversario mas del colegio y voy a asistir y espero encontrar a alguien de la promoción o algún profe, sería formidable pero sobre todo para volver a gritar esa arenga y si ya no la hacen yo me voy a encargar de que se vuelva a oír en esas paredes y así mantener vivo el recuerdo y el espíritu de nuestro querido Don Nica que vive en nuestro corazón.

Carlos Vidal Felix Ramirez dijo...

Hola, yo también soy de la promoción 86 del 5toH y también recuerdo con mucho cariño aquellos años del colegio y en especial a nuestro querido director Nicanor Castañeda G. o ''Don Nica'' como lo llamábamos los de mi salón porque era nuestro chochera y eramos sus favoritos porque en nuestra aula estaba la mayoría de los integrantes de la selección de basquet del colegio ,deporte del cual el era fanático y era nuestro hincha nro1 . Inolvidables esos sábados para realizar diversas actividades pero sobre todo para entrenar y mantener en forma al equipo ,el era un chiquillo mas de la mancha ,y al final su famosa arenga ,siempre la H siempre la U...que la gritabamos a todo pulmón. Este viernes25 se va realizar un aniversario mas del colegio y voy a asistir y espero encontrar a alguien de la promoción o algún profe, sería formidable pero sobre todo para volver a gritar esa arenga y si ya no la hacen yo me voy a encargar de que se vuelva a oír en esas paredes y así mantener vivo el recuerdo y el espíritu de nuestro querido Don Nica que vive en nuestro corazón.

Carlos Salas dijo...

Estimada Rocío, Don Nicanor es y será uno de los grandes y estará presente siempre en nuestra mentes. Todos los Unanuinos lo recordamos y nos sonreimos en nuestras mentes por las vivencias pasadas. Rocío su padre fue grande. Gracias Manuel, por hacerme recordar algunos pasajes y alegrar mi día.